Ella es su nieta y cada vez que visita a su abuelo, él la recibe como si fuera una reina. Le pide que se siente y que no haga nada, saca la tina la llena con agua tibia y empieza a hacerle unos masajes en sus pies. Mientras lo hace le habla y le dice que ella es como su mujer y desde que se dieron el primer beso su destino ha quedado sellado, que él va a ser su esclavo hasta que muere. Ella no dice nada y sólo escucha, sabe que lo que él le dice es cierto y, que desde que lo hacen, él no le niega absolutamente nada. Una vez que está lista le pide que deje de besarle los pies y, en vez de eso, que le bese su chochito que ya lo tiene mojado. Es una delicia para él hacerle sexo oral a su nieta, una joven con un cuerpo delicioso y firme. Empiezan a hacerlo y se olvidan de todo, es una sesión de sexo incestuoso con amor. Siempre lo hacen y esperan que esto dure mucho tiempo más.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*