Su abuelo era el dueño de una consultora y quería que su nieta tome las riendas de la empresa y para ello le explicaba cómo funcionaban los negocios. Ella por su parte no estaba muy interesada en los negocios, su pasión era el sexo, quería ser actriz porno, no por el dinero que ganaría sino porque disfrutaba mucho del sexo y del placer que podía brindar a cualquier hombre. Su especialidad era el sexo oral y hoy quería demostrarle a su abuelo lo que era capaz de hacer por recibir su consentimiento para que la deje escoger su camino y entrar en el mundo del porno. Por esa razón se acercó a su abuelo y le besó, su beso fue muy apasionado y él se dejó llevar para finalmente tener sexo con su nieta y disfrutar como nunca antes lo había hecho.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*