Es su abuela, una mujer que aún a su edad se masturba, se compra consoladores, vibradores y toda clase de objetos que le puedan dar placer que la polla de su esposo, ya muerto, le deba. Ahora tiene a su nieto viviendo en su casa y no quiere desperdiciar la oportunidad de consentirlo, mimarlo y de hacerle mimos y es que ella sabe que a él le encanta el sexo oral, por eso cada vez que llega cansado y estresado del trabajo, ella le baja el pantalón y se mete a la boca la polla de su nieto, le saca hasta la última gota y recién ahí puede sentir que puede descanzar bien.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*