Quizá mi mujer tenía razón cuando me decía que no veía con buenas intenciones las visitas que mi prima hacía en nuestra casa cuando ella no se encontraba, ella me explicaba que como mujer se daba cuenta perfectamente que no solo era la intención de visitar sino que mi prima estaba buscando algo más. Y todo sucedió como lo dijo mi mujer, al pie de la letra. Ya se había marchado mi mujer cuando de pronto una vez más mi prima Jahaira había venido a visitarme, pero esta vez dispuesta a algo más. Desde que me saludó sentí el beso de otra manera, le intenté explicar que deseaba descansar porque había tenido una noche muy dura en el trabajo y me sentía cansado. Pero ella se limitó a decirme que me vendrían bien unos masajes, fue así como luego de uno minutos, el placer de la carne, me ganó, la cerda de mi prima ya me había mostrado las tetas y el gran culaso que esta tenia y a mí, la polla ya se me había puesto tiesa. Lo hicimos ahí en la cama donde duermo con mi mujer, en ese momento no me interesó nada, solo sentía la humedad de Jahaira mojando mis huevos. Lo que no sabía yo era que todo esto era una trampa de mi ex para hacerme romper con mi mujer. Mi mujer se enteró mirando el video y ahora me encuentro solo y muy arrepentido de haber engañado a mi esposa y más aun con mi prima.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*