Hija colegiala es muy viciosa en el PlayStation, pues casi todo el día está jugando y no estudia. Una tarde el padre un hombre muy mayor llega del trabajo y pilla a su hija jugando, pues como ella no entiende el padre le castiga dándole golpes en el culo suave de su hija, pero como ella no escarmienta el padre al tocar ese culo se le puso duro la polla y comenzó a comer ese coño rosado mientras la hija lloraba pro el dolor de la golpiza. El padre follo a su hija hasta sacarse todo el semen y mando a su cuarto a su hija.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*