Hace más de un año que tengo relaciones sexuales con mi hermano Matías, él es mayor que yo por 5 años. Desde que cumplí 18 descubrí que nuestra relación incestuosa estaba creciendo cada vez más y más. Nosotros hemos pensado en tener una vida juntos porque nos llevamos muy bien y en la cama funcionamos a la perfección. Quizá el hecho de que Matías haya sido el primer hombre con el que haya estado íntimamente sea el factor más importante para que ahora piense así y quiera que sea el único hombre en mi vida. En la intimidad y a solas lo trato no como a mi hermano sino como a mi hombre. Hace poco Matías viene proponiéndome practicar sexo anal y la verdad es que a mí me han gustado tanto las sensaciones que he tenido con él desde que lo hacemos, que no he rechazado ninguna de las veces en las cuales él me ha dicho para hacerlo por mi culo. No me incomoda para nada que el haga de todo conmigo. Sé que algunas cosas no son tan saludables pero me encanta el tipo de perversiones que me hace, eso de estarme follando por el culo y luego meterme su polla por mi coñito y nuevamente meterla por mi agujero. Me encantan todas las veces que él me deja toda su leche dentro de mi culo y cuando siento cómo se calientan mis intestinos hasta que sale toda su leche caliente.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*