Esta es una familia pequeña conformada por la madre, hija y el sobrino, este último, ha llegado a vivir por un corto tiempo. Por el momento él se está quedando en la casa de su tía hasta conseguir un lugar donde vivir ya que recién acaba de llegar a la ciudad y está en busca de trabajo. Su prima le ha dicho que le va a conseguir un trabajo para que él pueda valerse por sí solo, le ha preguntado para qué es bueno y él le ha comentado que a lo que se ha dedicado es a ser personal trainer en los gimnasios y que también da clases a domicilio. Ella como tiene un amigo que es dueño de un gimnasio ha ido a preguntarle si puede contratarle, mientras tanto su primo se ha quedado en casa. Como es flojo se ha despertado tarde y se ha ido a la cocina a tomar agua para luego desayunar, pero algo empezó a escuchar que le llamó la atención y es que se oían algunos gemidos producto de la excitación de su tía quien se estaba masturbando en la sala pensando que no había nadie más. Esto hizo que se acerque a la sala, abra la puerta y espía su tía mientras ella lo hacía, podía ver claramente cómo la falta de un hombre en la casa ha provocado que su tía recurra a la masturbación con un miembro de goma. Seguía mirando con asombro y su tía se dio cuenta, no pudo hacer nada, ella inmediatamente se acercó y lo jaló para, sin mucha palabrería, bajarle el pantalón y mamarle la polla a su sobrino. Todo estaba bien, estaban follando de lo mejor, ella cumpliendo sus deseos y él pasándola bien hasta que de un momento a otro llegó su prima y vaya tremendo lío que se armó al ver a su madre y primo follando, ella sólo atinó a indignarse y a golpearle. Al final se marchó porque no podía ver esa escena.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*