Tommy es mi medio hermano por parte de madre. El se mudó conmigo hace unos 4 años cuando todavía era un adolescente y no sabía qué hacer con su vida. Durante todo este tiempo Tommy estudio cinematografía y puedo decir que se metió tanto en ese mundo que me sorprendió cuánto le gustaba. Lo que me vino a incomodar luego, fue su manía loca por instalar cámaras de video espías por toda la casa. Estaba cansada de esto, sé que se masturbaba mirando las fotos y vídeos que captaba de mí mientras me cambiaba o usaba el baño. Hasta la actualidad siguieron estos problemas con él, pero el peor fue cuando la semana pasada tuve una cita con un chaval. El llegó a la casa, mientras yo inspeccionaba dónde esta vez mi hermano había ocultado sus cámaras, hasta que note que había camuflado una en un florero. Me puse a tocarme frente a la cámara y diciéndole que aproveche porque era la última vez que me vería así, cuando de repente llegó Francisco y me sorprendió en esta bochornosa situación. Luego de inventarle un tema, salimos inmediatamente para nuestra cita pero todo fue un fiasco. Regresé enojada a buscar a mi hermano quien estaba muy tranquilo masturbándose en su cuarto mirando mis vídeos, al verlo en esa situación, me sonrojé. Yo nunca lo había visto desnudo menos con el miembro erecto y mucho menos sabía que tenía una polla algo grande. Con sonrojo y pena me acerqué a reclamarle por lo que me ocasionó, pero él me logró seducir. Lo hicimos ahí mismo y hasta logró metérmela por culo. Ahora luego de eso, trato de guardar el secreto pero aquel día él también grabó todo, como consecuencia me tiene en sus manos para sus antojos sexuales.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*