Ella está como todo madre, feliz por la llegada de su hijo y sobre todo si este ha llegado a casa tras una ausencia prolongada. Ella todas las noches esperaba pacientemente el día en que su hijo llegaría a casa y estuviera en sus brazos, pero no como lo espera todo madre con un amor tierno sino con pasión y deseo, ella tiene una relación prohibida con su hijo desde hace ya varios años y cuando él se fue ella se sintió como si le hubieran quitado su corazón. Está enamorada de su hijo y ha esperado tanto este momento que ni bien ha llegado le ha abrazado, acariciado y se ha quitado la ropa entregándose completamente a él, su hijo. El por su parte, ya no tiene problema alguna en follar con su madre, si bien no se lo dice a nadie porque también para él es prohibido, en la casa él es quien manda y todo lo que hace adentro, se queda adentro, han llegado a ese acuerdo y hasta que no encuentre una mujer su madre va a ser la única. Tal vez cuando ya se enamore de alguien no se lo diga a su madre porque ella es muy celosa y sería capaz de incluso, matar a la mujer que se fije en el niño de sus ojos.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*