Hace poco me mudé a vivir con mi abuelo y como el baño de mi cuarto está malogrado, decidí darme un ducha en el suyo porque pensaba que él no estaba. Cuando estaba a punto de bañarme escuché pasos y era él, como no quise incomodar me quedé callada y esperé que se fuera a dormir para irme pero se estaba desnudándose y se miraba al espejo como recordando sus años de joven y agitaba su cuerpo como ejercitándolo. Al verlo desnudo y con esa enorme polla entre sus piernas, me excité mucho y me quedé imaginando cómo sería follar con él. Unos minutos más tarde se dio cuenta que estaba yo y pegó un grito, me le acerqué y tomé su polla para tocarla y acariciarla. Mientras hacía eso se le estaba poniendo dura y me la llevé a la boca para hacerle sexo oral. Al final tuve sexo con mi abuelo y realmente fue algo muy excitante.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*