Ella desde que está viviendo con su nuevo padre, todas las noches tiene esa fantasía de cogerse un tipo negro. Esa mañana esta junto con su padrastro en la sala, así que hoy es el día de tener esa gran polla negra en su coño rosado, la jovencita se le insinúa y el padrastro no se niega porque sabe que si hija desea ser follada por un negro. La zorra sintió la enorme pinga negra en su coño y se trago cada gota de leche.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*