Yo no era incestuoso, es más, estaba en contra de esa forma de vida, pero la vida dicen que da vueltas y lo que una vez no me gustó, ahora me encanta y por qué, pues mi historia se resumirá en el siguiente vídeo. Mi tía era incestuosa y había inculcado a su hija su misma forma de vida, tanto así que a ella sólo le gustaba tener sexo con miembros de su familia, sean primos, primas, tíos, tías, etc. Un día cuando estuve viendo una porno en internet, las vi haciéndolo con mi primo. Esto me llamó mucha la atención y no pude aguantarme así que me masturbé mientras las contemplaba haciéndolo en el sillón donde yo estuve sentado muchas veces. Luego de eso, no pude sacarme de la mente esas imágenes y fui a visitarlas. Les conté lo que había visto en internet y mi tía me propuso hacer exactamente lo que vi, era algo que no podía rechazar, ya que mi tía y su hija, mi prima, están muy buenas y ahora me las quería follar. Mi tía, una mujer de mucha experiencia sexual, fue directa a mi polla y me la sacó para darme una gran mamada y todo comenzó. Tuve el mejor sexo de mi vida con mujeres que pertenecían a mi familia y hoy puedo asegurar que el sexo incestuoso no sólo dejó de parecerme desagradable sino que es lo más excitante que he probado.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*