Padre estaba por la calle en busca de una puta para satisfacerse pero se dio con la grata sorpresa que su hija estaba parada prostituyéndose, el padre entro en cólera y la trajo de los cabellos a su hija en donde ella se quedo llorando desconsolada en su cuarto. El padre no podía creer que su linda hija se putea por la calle y recibe pinga de cualquiera. Entonces el padre en su arranque de cólera fuerza a su hija a que le chupe la verga y le meta toda la polla en el ano de su hija. Ella solo lloraba al sentir cómo su padre la fuerza a follar por solo ser una puta más de la calle.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*