Se dice que cuando una mujer es madre, debe ser amiga de su hija y enseñarle las cosas de la vida con paciencia y amor. Al parecer la madre de esta rubia se lo tomó muy enserio y es que cada vez que ella traía un nuevo novio a la casa ella le enseñaba a su hija cómo hacerle un muy buen pete. Al comienzo ella se incomodaba, pero luego de seguir los consejos de su madre y de hacerlo paso a paso como ella lo hacía, aprendió muchísimo y eso a sus novios les encantaba. Fue pasando el tiempo y ya no sólo eran petes, ahora era su madre quien follaba a sus novios en su delante y luego de haber calentado a su hija mostrando ese espectáculo la invitaba a unirse y tenían sexo los tres, madre, hija y el novio de ésta. Ahora cada vez que consigue un novio nuevo le lleva a su casa para que lo hagan entre los tres.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*