Desde que mi marido nos dejo a mi hija y a mí, muchas cosas cambiaron entre nosotras y digamos que todo para mejor, pues había temas que con mi esposo no podíamos tratar, pero ahora entre nosotras dos teníamos toda la libertad de hablar cualquier tema y eso incluía el sexo. Mi hija tenía un novio el cual estaba muy guapo, ella me había confesado el deseo de tener sexo con él, y yo me había negado, luego de muchas conversaciones, llegamos a la conclusión de que se lo permitiría si ella usaba protección y me dejaba mirar. Llego el día, pero todo de control, yo decidí estar en el lugar de mi hija y ella mirando todo. Finalmente luego de jugar deje que mi hija folle con su novio mientras yo les motivaba e indicaba que hacer.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*