Esta es nuestra historia incestuosa y esperamos que les guste. Somos Rafaela y Miguel hermanos de padre y madre y los únicos hijos del matrimonio de nuestros padres. Somos mellizos, y como muchas cosas en común la atracción el uno por el otro desde muy pequeños también fue algo que marcó nuestras vidas. Cuando teníamos 15 años nos dimos nuestro primer beso, siempre mantuvimos esta relación en secreto de nuestros padres y sobre todo, de todas las demás personas que nos conocían. Sabíamos que lo que nosotros hacíamos no era bien visto por los demás, así que tratábamos de mantener distancia. Nuestra primera vez como hombre y mujer fue a los 17 años, cuando ya sentíamos que no era suficiente las caricias con las manos y con nuestras bocas, necesitábamos entregarnos cada vez más. Fue algo especial, aparte que fue algo muy romántico entre muchas caricias y besos, no como lo que ahora se suele escuchar, queríamos recordarlo por siempre y así sucedió, nos hicimos un solo ser aquella tarde en la cama de Rafaela, mientras nuestros padres estuvieron de viaje. Actualmente ambos somos mayores de edad y tenemos pareja, pero como siempre, hemos sabido guardar bien el secreto por temor a ser rechazados por los demas.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*