Había encontrado el cuaderno de anotaciones de mi hermana, pero no era un cuaderno simple, era uno especial, porque en el escribía sus historias y fantasías sobre su sexualidad y lo que pretendía realizar con sus parejas e incluso conmigo. Ella quería ser guionista porno y ese cuaderno le servía como base para luego, en un futuro no muy lejano, hacer realidad lo que ahí había escrito. Entre las historias que pude leer, hubo una que me llamó mucho la atención e hizo que le pidiera algo que ahí se describía y cuando lo leí no pude contenerme y me masturbé y luego hice realidad. El título de la historia era “Sexo oral con mi hermano“, pude leer que ella describía en su cuaderno que un día yo entré en su cuarto y al verla echada en la cama con una ropa muy sensual y provocativa empecé a acariciarla y ella no me decía nada, es más, se movía excitada y gemía poco a poco hasta que me bajó el cierre y sin pedir permiso me sacó la polla y me dio una mamada espectacular, luego de eso se retiró al baño y yo me marché. En realidad esto lo he resumido, porque habían detalles que daban cuenta la manera en la que ella había imaginado ese momento y que por el tiempo no contaré, pero también porque esto se hizo realidad. Luego de encontrar su cuaderno, leerlo y haberme masturbando con una de sus historias donde el protagonista era yo, fui a entregárselo y a tratar de hacer realidad esa historia. Entré a su cuarto y ella estaba echada boca abajo, le dije lo que había encontrado, se sonrojó un poco y me dio las gracias, pero le dije que no sólo quería las gracias, sino algo más, entonces le pedí que me haga un baile sensual y ella aceptó, me dijo que cierre la puerta porque mamá y papá estaban abajo. Mientras bailaba se empezó a desnudar y a mostrarme ese cuerpo hermoso con unas caderas que me provocaban mucho y mostrándome parte de sus senos tan bellos y como ya se había dado cuenta que tenía la polla dura, me dejó que le agarre sus pezones, luego empecé a frotarme con fuerza mi excitada polla y en ese momento me dijo “cambiaré tu mundo” fue cuando me dio una excelente mamada y me sentí en las nubes. Esa experiencia nos marcó para toda la vida y ahora hacemos realidad lo que ella escribe, follamos en la casa y en su cuarto, aún estando papá y mamá abajo, ellos no sospechan nada y nosotros la pasamos de lo mejor.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*