El ha ido a visitar a su abuela, un mujer que vive fuera de la ciudad. A ella le encanta estar alejada del ruido de la ciudad y de los peligros que involucra vivir en una de ellas. Luego de unos meses de estar sola, por fin está con alguien de su familia y quién mejor que su nieto, un hombre que sólo la busca para pedirle dinero y ella entiende que esto es así. Sabe que una mujer a su edad no puede estar seleccionando con quién follar y como ella siempre ha estado enamorada del padre de este cabrón y no ha podido cumplir el sueño de estar con él, porque no se lo permitió, ahora puede cumplir ese sueño en la figura de su hijo, su propio nieto. Ni bien llegó se sentó en el huerto a dormir un rato mientras su abuela se vestía algo sensual. Se le acercó conversaron poco y de frente fue a mamarle la polla algo que no hacía hace meses y continuó con una cubana como para no perder la costumbre. Al final follaron muy rico y le dio de beber toda su leche. Por su parte, ella fue a entregarle el dinero que le había pedido y se despidió no sin antes decirle que volvería.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*