Ella era la mujer de su padre, una mujer de origen árabe que se enamoró perdidamente de aquel hombre que la conquistó con poemas y rosas. Pero como todo, el amor fue muriendo ya que ella descubrió que él tenía una amante mucho más joven que ella. Esto la deprimió al punto de querer suicidarse pero fue por su hijastro que no lo hizo ya que él la ayudó y consoló. La confianza entre ellos llegó al punto que él le contaba sobre su novio y su vida sexual, esto hizo que ella y él una tarde se calentaran mucho y follaran. Semanas más tarde ella tenía una relación clandestina con él, su hijastro y cuando nadie estaba se metía en su cuarto y mientras él dormía ella le mamaba la polla y tenía sexo con él.

Comentarios cerrados.