Aun no he participado en un trio, mucho menos con mi hija, pero ya desde hace tiempo llevamos una relación incestuosa en donde lo único que nos gusta es mirar como una de los dos folla con sus parejas; aunque nunca hemos tenido contacto sexual, pensamos que poco a poco se dará. Por el momento lo único que hacemos es sorprender a nuestras parejas cuando una de las dos ingresa a la habitación y se suma a la mamada. Me imagino al ver la cara de esos hombres la felicidad de ver a dos mujeres dispuestas a meterse sus pollas hasta nuestras gargantas mientras una de las dos le lame los huevos y hasta el culo. Este tipo de excitación es lo máximo para mí porque hace mucho tiempo que no me siento tan bien sexualmente mientras miro follar o miro como mi hija se monta a un tío. Pienso que en cada familia hay ciertos detalles que los hace más unidos y en la nuestra el incesto se ha convertido en el pan de cada día porque como soy madre soltera no tengo un marido a quien rendirle cuentas y mi hija es muy joven como para que un tío le venga a joder la vida. Así que somos felices haciendo lo que hacemos follando como follamos.

Comentarios cerrados.