Ella había sido invitada por una de sus amigas a una fiesta, pero no era una fiesta cualquiera, era un sex party, una fiesta donde el sexo y el descontrol predominarían y donde las mujeres serían las que darían el placer a todos los asistentes. Para eso se había alistado muy bien y en su bolso llevaba preservativos, todo estaba bien excepto por una cosa, su abuelo había abierto aquel bolso y encontró los preservativos. El se molestó mucho y le dijo que si quería fiesta podría darle lo que tanto buscaba afuera. Ella no dijo nada y como siempre se sometió a aquel hombre que hacía de ella su mujer y tuvieron sexo. A pesar de que a ella le encanta el sexo con su abuelo, está pensando en disfrutar de más pollas y de probar todo lo pueda.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*