x

Somos 4 hermanos y José es el menor de todos. Siempre lo hemos cuidado mucho y sobre todo yo que soy la única mujer. Recuerdo que cuando de niños la última vez que nos bañamos juntos fue una tarde cuando yo estaba en la ducha y él quería entrar a bañarse conmigo, era mi hermanito adolescente y no había problema en eso, pero ese día fue cuando me percaté de que mi pequeño hermanito ya estaba creciendo mucho, sobre todo en la parte de su polla. Esto me impactó, recuerdo que lo terminé de bañar y le dije que fuera al cuarto a secarse, luego de eso, a solas, termine masturbándome al recordar la gran polla que mi hermano menor tenía y fue así como empezó todo. Ahora él ya es todo un hombre y debía estrenar a una mujer a la cual amaba, no a las chicas con las que había tenido sexo sin amor, y yo estaba dispuesta a darle la bienvenida a su vida sexual incestuosa. Me le ofrecí completa en mi cama, me rasure el coñito y dejé que él haga lo que quiera conmigo porque yo también estaba dispuesta a hacer lo que deseara mi hermano, quería sentir por primera vez el dolor que siempre escuché que te provoca el tener una polla grande dentro del coño y, confirmé que sí es cierto, produce un gran dolor pero a la vez una gran placer que hasta el momento en mis 26 años solo me ha brindado mi pequeño hermano José y su gran polla.

Comentar el video