Sandra y yo somos mellizos, miembros de una familia de 5 hijos, digamos que los únicos que más se entendían desde pequeños, quizá esa relación de ser mellizos nos vinculaban y unían y hacían experimentar iguales sensaciones. Todo fue dándose paso a paso, los primeros toques, el primer beso y la primera vez, así poco a poco nuestra relación la hemos mantenido oculta hasta la actualidad, tanto ella y yo somos solteros para la sociedad pero a solas somos marido y mujer. Gracias a mi hermana descubrí un placer que no tenía idea que yo podía sentir. Un día me dijo, porque si a ella le gustaba tanto el placer anal a mí no y que debía experimentar, es así como pasó, no puedo negarlo, ella juguetea con mi culo, no soy gay pero reconozco que eso me provoca erecciones muy fuertes, largas y potentes, algo que nos beneficia mutuamente porque nos ayuda a tener prolongadas sesiones amatorias. Mi hermana y yo seguimos descubriendo diferentes cosas nuevas en la cama relacionadas a nuestro vínculo como mellizos y amantes.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*