Dicen que “uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde” y esta frase se la dedicará a mi hermano. Realmente era toda una puta su esposa y yo que anda sin dinero y con muchas ganas de follar no podía darme el lujo de decirle que NO a su esposa. Cada vez que él se iba a trabajar y yo me quedaba en casa, su esposa me llamaba y me invitaba a comer, pero no solo eso, luego me seducía con las ropas ligeras y sexys que se ponía cuando su marido no estaba y sólo para que yo pueda verla y desearla. Era una mujer de “carnes amplias” y deseo sexual también amplio, pero eso para mi no era problema, me gustaba mucho porque a la hora de hacerlo era insaciable y complaciente. Lo mejor de todo, para mi, era que al final me daba mi propina, y vaya que eran buenas propinas. Mi hermano, su marido tiene mucho dinero y para ella gastarlo en sus caprichos conmigo no era problema. Hoy le voy a hacer lo que más le gusta, hacerle sexo oral, algo que mi hermano detesta y a ella la vuelve loca.

Categoria:

Extra

Tags:

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*

1 Comment

  • esta es una delicia de damita que cosota tan rica como me gustaria tener una cuñadita a si como esta belleza que culo tan rico tiene y esta damitas son las mejores para darles duro por ese culo tan rico que tienen con envidio a este tipo que concierto de lengua le dio por semejante culaso que se comio