Nuestro único hijo Sebastián es muy sucio y solo venia a casa los fines de semana, pero yo soy una mujer aun con deseo sexual y las pajas que me hacía por las noches no eran suficientes para desfogar todo el deseo que tenia dentro de mí. Lo había querido encontrar en otros hombres pero finalmente fue con mi hijo con quien tuve mi primera traición a mi esposo y mi primera relación incestuosa. Lo lamento mucho pero sé que tanto a mi hijo como a mí y a mi esposo nos ha servido pues luego de aquella noche caliente llena de placer mi hijo se dejo someter por mi haciéndome suya sin remordimientos, me comió bien el coño y me penetro cuantas veces quizo. Luego de aquella oportunidad mi esposo se entero de todo pero supo entendernos a mí y a nuestro hijo y todo quedo ahí felizmente para nuestro matrimonio.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*