Estaba en la sala con mi novio haciendo lo que más me gusta hacerle cuando estamos solos, mamarle la polla. Lo hacía muy placenteramente hasta que mi madrastra nos descubrió y me amenazó con contarle a mi papá, eso es algo que no se lo permitiría y haría lo que me pidiera porque no quiero que le cuente lo que hago con mi novio, sino mi padre me prohibirá volver a verlo. Me dijo que no le contaría con tal de que ella participe en ese encuentro sexual que estaba empezando, así que me bajó la cabeza a la polla de mi novio, la agarró y me la metió a la boca y mientras yo mamaba esa rica polla ella besaba a mi novio con lengua. Luego de un rato ella empezó a mamársela como una loca y me quitó la blusa y el short para luego bajarme la ropa interior y golpearme en las nalgas, diciéndome que mame y mientras me golpeaba, de vez en cuando, me metía el dedo y besaba a mi novio y le preguntaba si le gusta y él muy excitado respondía que sí. No supe que me gustaría tanto hacer un trío, hasta ese día, es más, no sabía que me gustaría tanto lamerle el coño a mi propia madrastra y sentir sus fluidos hasta que ese día lo probé.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*