Mi madre siempre fue la mujer que guió todo mis pasos y no me lamento que haya sido así para todo. Ella logró convencerme de Tener intimidad con ella y luego de tener un trió con mi enamorado. Al inicio me ofendí pero fue tan delicioso probar un coño que me anime. Pero no sabía lo que me esperaba mucho menos el dolor de sentir la polla de mi novio por el culo, nunca lo habíamos intentado por ahí pero él estaba fascinado con la idea. Mi madre se encargo de untarme crema que ayudaría a ser penetrada en el culo mientras ella animaba a mi novio, fue doloroso los primero minutos pero más adelante sentía que no podía resistirme y no deseaba parar, me senté sobre la polla de mi novio para disfrutar mientras mi madre se hacia una paja. Fue la noche más intensa que mi madre y en especial yo hemos pasado todo gracias a la experiencia del porno incesto.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*