Llevo con Carol poco más de 6 meses de relación y en ese tiempo hemos pasado momentos agradables y sobre todo muy buenos momentos en la cama a la hora de follar. Digamos que mi historia se basa en ese aspecto ya que hace un mes sucedió lo que les voy a contar. Para que me entiendan, Carol ya me había contado el tipo de vida que su mama llevaba luego de enviudar de su esposo. Ella luego de guardar luto por un buen tiempo opto por vivir a mil por hora todos los años que le pudiesen quedar de vida y eso incluía salidas y conocer muchos hombres. Cuando Carol me contó esto no me impresionó pues sé de muchas personas que hacen eso cuando quieren darle un giro radical a sus vidas, pero cuando agregó que algunas veces su madre había llegado muy pasada de copas y había intentado seducirla recién esto me sorprendió. No pasó mucho tiempo de esa conversación y un día aprovechamos que estábamos solos en su casa y estábamos en coqueteos y roces ya a punto de follar cuando de repente se apareció la madre de Carol, increpándonos acerca del respeto que debíamos tener en su casa pero al mismo tiempo regalándonos una media sonrisa y diciéndonos que no nos perturbáramos por su presencia y que sigamos con lo nuestro, cuando miré a Carol, ella me dio la misma sonrisa que su madre, eso me dejó totalmente confundido(está loca, como de un momento a otro cambia de parecer tan rápido, eso pensé). No reaccioné y recién entre en razón de lo que estaba sucediendo cuando madre e hija compartían mi polla y jugueteaban con sus lenguas sobre mis huevos, aquella imagen quedó grabada en mi retina e inmediatamente luego de escuchar las mismas palabras saliendo de ambas bocas tanto de madre e hija que me decían: Todo está bien, no te preocupes. En aquel momento y con algo de temor tomé la decisión que cualquier mortal haría, decidí follar como se folla por última vez en tu puta vida, sobre todo si se tiene frente a ti a una guarra que recién se está iniciando en el sexo y a una mujer madura que ya sabe lo que es follar pero quiere enseñarte algo. Aquella vez fue inolvidable, me monte hasta por el culo a Carol y a su madre. A pesar de creer que luego de eso podríamos tener conflictos emocionales, no volvimos a tocar el tema aunque parece que próximamente podría darse otra vez la oportunidad de follarme a las dos.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*