Luego que mi madre se terminara de divorciar de mi padre, ella se mudó a vivir con su nuevo esposo el cual tenía un hijo de otro compromiso. Al principio todo marchaba bien para todos y más aún para mí cuando encontré mucho amor y comprensión de parte de Francisco, el nuevo esposo de mi mama y Renato su hijo. Pero a medida que pasaron los años, me sentía intimidada por ambos, ellos se la pasaban espiándome y creo que hasta grababan mis intimidades. Poco a poco sus insinuaciones fueron en aumento hasta que terminé convencida por ambos para tener mis primeras relaciones sexuales. Él aprovechaba que mi madre no estaba y era en esos momentos que lo hacíamos. Yo por lo general siempre le mamaba su polla y dejaba que me follara, pero de esto se había percatado Renato, quien también quería su parte, estuve muy nerviosa al inicio porque eso de mamar dos pollas al mismo tiempo solo lo había visto en videos porno que Francisco me hacía ver y aquella vez me dijeron que sería mi primera doble penetración, estaba tan asustada pero al mismo tiempo sentía un volcán dentro de mí que me hacía aguantar las embestidas de esas dos grandes pollas al mismo tiempo las cuales iban abriendo mi pequeño coño y destrozando mi culo. Mi hermano y padre no tuvieron compasión de mí aquella noche cuando estuve con los dos aunque puedo confesar que lo disfruté mucho. Sencillamente ahora puedo decir que me gusta ser mujer de ambos ya que con ellos he experimentado mis primeros orgasmos y he aprendido mucho.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*