Apreciados amigos y amigas presentamos el primer relato erótico incestuoso.

Te sugerimos leer el relato con la música que incluimos que ya viene con la reproducción incluida, así que si no tienes prendido tus parlantes o audífonos hazlo ahora.

Mi tía fue mi primera mujer

Cómo no recordar la primera vez que lo hice con ella si fue algo especial, algo único, algo que ahora no puedo repetir porque estamos alejados el uno del otro por grandes distancias y circunstancias que el destino ha tenido por decisión negarme a volver a sentir ese estallido de humedad que le provocaban mis dedos en su intimidad.

Al escribir estas palabras no puedo contener a mi cuerpo y los suspiros y recuerdos son como golpes en mi corazón que hacen que se desprenda de mis ojos, que vieron su cuerpo perfecto y desnudo, algunas lágrimas porque a pesar de que nuestro pasado estuvo rodeado de placer carnal también hubo algo de amor porque no sólo compartimos el mismo techo sino también la misma sangre ya que siempre te llamé tía, por más que me dijiste, dime simplemente “Valeria”.

adolescenteMi adolescencia estuvo marcada por las constantes peleas entre mis hermanos y yo. Sentía que no le importaba a nadie ya que mi madre y mi padre estaban ocupados en los negocios familiares y poco caso me hacían. Dinero nunca me faltó, por lo menos en esa etapa y es que producto del arduo trabajo de mi familia nunca me faltó nada, sólo un poco de amor y comprensión. Tenía 15 años y era verano, acaba de pelear nuevamente con mi hermano mayor porque se burlaba de que estuviera en mi cuarto leyendo y no saliera a jugar con mis amigos los cuales le decían que era delicado porque no me gustaba jugar a la pelota(futbol) con ellos. No era que no me gustaba, el problema era que había un chico que me molestaba y cada vez que jugaba con ellos me golpeaba porque me tenía envidia ya que siempre me decía: “tienes todo por eso eres delicado, pareces una niñita”. Mi hermano me golpeó y me quedé en mi cuarto llorando y no había con quien hablar así que me dormi. Unas horas más tarde me llaman para cenar, era la empleada que me decía que ya estaba servida la cena y que vaya a comer, le dije que no tenía hambre que muchas gracias y que me quedaría en mi cuarto. Ella me dijo es que ha llegado tu tía y quiere verte y está sentada esperando que vayas tú ya que no hay nadie puesto que tus hermanos también han salido. Bueno que me queda me dije a mi mismo y fui a la sala. Al llegar la vi de espalda, su cabello ondulado y largo y su vestido de flores me hicieron verla como una princesa, esa primera impresión me dejó un poco helado puesto que la había visto hace mucho cuando aún era niño y no la recordaba así. Me acerqué hacia ella, con un poco de miedo, y le dije: “Hola tía” ella me miró y me dijo “Hola Carlitos y me dio un beso en la mejilla”. Ese beso me dejó más helado de lo que estaba puesto que tenía los labios bien pintados y cuando los sentí en mi mejilla me puse rojo y no supe qué hacer. Me miró bien y me dijo “huy te manché un poquito y me limpió la cara, su labial había dejado no solo una huella en mi sino también hubo algo que me decía, que estoy sintiendo?”. Me senté a su lado y cenamos, me preguntó por mis papás y por mis hermanos y la empleada le había contado que había estado en mi cuarto llorando porque había peleado con mi hermano. Ella me dijo que de niña también había tenido problemas con sus hermanas y en especial con su hermana mayor, la mujer que ahora es mi mamá, pero que con el tiempo llegaron a comprenderse y ahora la quiere mucho. Es más, es por ella que está en su casa y que había venido porque ella le había pedido ayuda para estar al cuidado de sus hijos y que le pagaría por eso y también para que pueda, de alguna forma ayudarla con los negocios ya que había crecido tanto que no se abastecían.

tiaPara mi esa noticia fue la mejor que había escuchado en mucho tiempo, mi tia Valería en casa, de seguro jugaríamos juntos y me defendería si alguien intentara molestarme. También me ayudaría con mis tareas pensaba y hasta veríamos películas de terror juntos ya que las veía solo y aunque me gustaban sentía miedo. Me alegré mucho y al terminar de cenar la llevé a mi cuarto y le mostré mis juguetes y todo lo que me interesaba, me dijo que ya estaba un poco grandecito para andar con carritos, pero me lo dijo sonriendo y eso es algo que me gustó mucho. Llegaron mis papás y la vieron, por su parte mi mamá se puso muy contenta ya que no la veía hacía mucho tiempo y la abrazó mucho. Recuerdo que en ese tiempo hacer una llamada era difícil, no era como ahora que cualquiera tiene un celular y hay internet, para hacer una llamada era algo complicado y por eso cuando las familias se veían los abrazos abundaban. Pasó el tiempo y los días al lado de mi tía fueron los mejores de mi vida, nunca me sentí tan amado hasta que la conocí, siempre escuchaba los problemas que tenía en la escuela y con mis hermanos, es más siempre me defendió de ellos y como no querían tener problemas con ella porque mi mamá les había advertido, ellos dejaron de molestarme. Me sentí protegido y querido algo que me hacía muy feliz, ella era la mujer de mi vida, si ella me pedía que haga algo simplemente lo hacía, para mi ella era todo y sin ella yo no era nada. Sabía que su cumpleaños estaba cerca y estaba ahorrando todo cuanto me daban de mi propina mis padres en mi alcancía puesto que quería comprarle algo muy especial, algo que ella no olvide jamás. Cada vez que veíamos películas le decía para ir a su cuarto para que así nadie nos moleste y ella estaba de acuerdo, en un primer momento lo dudó, pero se dio cuenta de que cuando las veíamos en la sala, a veces llegaban mis hermanos o incluso la empleada pasaba por ahí y hacían bulla y esto nos desconcentraba. Además en su cuarto estábamos solos, sin bulla externa y nos podíamos acomodar como quisiéramos. Ella cerraba la puerta y yo le ponía seguro para que nadie entre y moleste. Vimos muchas películas de terror y cuando había una escena muy fuerte, en vez de que yo la abrace, como se supone haría un hombre, ella me abrazaba y me decía “no temas Carlitos…” aún recuerdo esa frase que más adelante me hizo tanta falta. No solo veíamos películas de terror sino también románticas y eran ese tipo de películas las que más le gustaban. Fue en una de esas películas que pude conocer cuál era el regalo que ella quería, una vestido hermoso de color negro con unos tacones. vestidoDesde ese día mi objetivo era ese, comprarle el vestido con los tacones y dárselo el día de su cumpleaños, es más, tenía pensado ponerlo de bajo de su cama y hacerle creer que me había olvidado para que la sorpresa fuera más grande. Pasaron los días y todo era alegría, saber que pronto sería su cumpleaños y yo, sí yo, le daría el regalo que ella se merece y quiere, pero lo impensable tuvo que pasar y fue amargo ese momento, uno de los más amargos de mi vida. Faltando un día para su cumpleaños mi alcancía había desaparecido. No era una alcancía común y corriente hecha de yeso era una cajita de madera con una llave la que me servía de alcancía y es que no guardaba monedas, esperaba que llegue a cierto monto y ahí cambiaba ese dinero en billete para al final pagar en la tienda también en billetes. La busque y busque pero no la encontré, ese día por la noche no pude dormir y mis sospechas cayeron en uno de mis hermanos así que fui a hablar con la empleada y le conté lo que había pasado y ella me contó que vio a Pedro, quien era mi hermano mayor, romper una cajita de madera con un martillo y le advirtió que no diga nada a nadie. Pedro, en ese tiempo andaba con una chica a quien le compraba todo y creo que solo andaba con él por interés y como no hacía nada mis padres dejaron de darle dinero. Al final lo encaré y me confesó que había sido él, pero lo hizo de una manera matonesca, es más me amenazó con romper todas mis cosas si le decía algo a mis padres. No pude hacer nada y resignado y triste me fui a la cama a dormir. Estaba llorando porque había perdido todo y no iba a poder comprarle el regalo a mi tía Valeria el día siguiente, que era su cumpleaños. Mi impotencia era muy grande, había ahorrado todo este puto tiempo me dije a mi mismo y ahora todo se fue al tacho por esa mierda de mi hermano, mi llanto era el de un chiquillo que siente que el mundo se ha acabado, no quería despertarme a la mañana siguiente, es más quería morirme. Y como todo chiquillo, pensé que mi tía no se había dado cuenta de nada y era todo lo contrario, ella sabía que yo estaba guardando mis propinas y hasta incluso de mi cajita y lo del problema que había tenido con mi hermano unos minutos antes. Ella entró a mi cuarto, me secó las lágrimas y me dijo deja de llorar vamos a mi cuarto, veamos una película que tu mamá me dijo que no iba a venir porque estaba viajando para recoger productos que están importando y que no vendría sino en unos días más tarde. Yo no dije palabra alguna y aún sollozando me fui de la mano con ella a su cuarto.

Entramos a su cuarto y yo no levantaba la cabeza, me sentía decaido y triste, pero ella con su hermosa voz me dijo: “tranquilo lo sé todo” yo me quedé asombrado y le dije sabes lo de mi cajita y…..ella me interrumpió y me dijo lo sé todo, de tu cajita, de tu hermano y del regalo que me ibas a comprar, pero y cómo lo sabes le dije….soy más grande que tú y sé muchas cosas que tú recién vas a entender con el paso de los años…..Me puse a pensar y llegué a la conclusión de que ella estaba atenta a mis movimientos y a la conversación que tenía con la empleada y es que fue a esta última a quien yo le consulté por el vestido ya que ella sería quien me acompañe a comprarlo. Finalmente le dije: “Tía todo lo hice por ti, para darte el regalo que querías, el vestido y los tacones como los de la película, pero ahora ya no puedo hacerlo y empecé a llorar amargamente y sin control.” Ella me abrazó y pude sentir sus grandes pechos rozando mi cuerpo y el olor a ella, un olor peculiar que hasta ahora recuerdo y me dijo al oido: “Nadie hizo tanto ni tuvo un gesto tan bello como tú lo has hecho, ya deja de llorar tontín y veamos una película.” vhSecó mis lágrimas con sus dedos y me dijo que me echara a la cama que veríamos una película, ya no en el VHS, en ese tiempo se usaba VHS no Reproductores de DVD como ahora. Me dijo veamos televisión y quizá encontremos algo bueno. Recuerdo que eran casi las 12am y estaba junto a ella en su cama y todo indicaba que me quedaría a dormir con ella, en casa sólo estaba la empleada ya que mis dos hermanos habían salido, no sé a donde, siempre paraban en la calle y mis padres estaban de viaje. Me puse cómodo junto a ella y me dijo ahorita vengo voy a ponerme mi pijama, yo noté algo raro en ella, pero igual estaba con la mujer que más quería en la tierra, una mujer a la que yo veía como una diosa. Salió del baño con una bata y con el cabello suelto. Simplemente me quedé atónito al verla así y me dije a mi mismo “MIERDA que hermosa”. Se echó en la cama a mi lado y

vino

empezamos a buscar alguna película interesante pero no había nada que valga la pena y de un momento a otro me dice: “Un ratito ahora vuelvo” se levanta de la cama y va hacia el ropero, saca una botella, no logro ver qué es porque la luces están apagadas y sólo la luz del televisor nos ayuda a disipar la noche, se acerca y me dice: “Salúdame es mi cumpleaños ya son la 12” Yo me paro en la misma cama y de esa forma llego a sobrepasarla en tamaño y la abrazo y le digo: “Tía feliz cumpleaños” luego de abrazarla por unos 10 segundos retiro mis brazos y voy a darle un beso en la mejilla cuando de repente ella voltea su rostro y el beso, que tenía como destino su bello rostro, finalmente llega a sus labios. Simplemente no pude creer y me avergoncé un poco, saqué mis labios de los suyos y le pedí disculpas, pero ella no hizo más que reirse y me dijo: “tranquilo tontin”. Luego me enseño la botella, era un vino y me dijo brindemos por mi cumpleaños a lo que inmediatamente respondí con un sí. Me dijo trae unas copas de la cocina y te espero aquí en la cama, me fui como el correcaminos, ese dibujo de mis tiempos, en el que un coyote trataba de alcanzarlo para comérselo. Creo que fui más rápido, llegué a la cocina agarré dos copas y me fui a su cuarto. Entré, cerre con seguro y dije una de mis lisuras que me acompañarían el resto de mi vida “putamadre no puede ser…” babydollme acerqué a la cama y la vi, con un babydoll negro que me dejó simplemente con la boca abierta. No había advertido que tras su bata ella tenía puesto ese babdydoll y que más adelante vi con unas medias tipo malla que simplemente hicieron que ese día fuera el mejor de mi vida. Llegue a su lado, al costado de la cama, me sonrió y me pidió que me acostara a su lado y que brindemos.Llené la copa hasta el punto de derramar un poco de vino en mi dedo, lo que viene a continuación simplemente cambió mi vida. El poco vino que cayó en uno de mis dedos fue limpiado por los labios hermosos de ella, mi tía, se llevó mi mano hacia su boca y el dedo con vino lo introdujo en su boca lamiéndome hasta el fondo. Yo no pude ni hacer ni decir nada, estaba temblando de NO SE, creo que era miedo y excitación. Acabó de hacerlo y me dijo, ahora si brindemos por mi y por mi cumpleaños y porque el día de hoy, por ser mi cumpleaños tú vas a cumplir todos mis deseos. Sólo asentí con mi cabeza y bebí. Trate de tomarme todo el vino que había en mi copa y ella me interrumpió diciendo: “primero brindemos” le dije disculpame. Chocamos nuestras copas y le dije, por ti tía porque eres la mujer más hermosa que he conocido y porque a tu lado he llegado a ser feliz, si no hubieras llegado a mi casa mi vida estaría como antes de conocerte, vacía y horrible, pero contigo es la vida feliz que siempre quise. No sé de dónde me salió todo eso, pero se lo dije. Con esas palabras me va a hacer sentir muy importante tontín, me dijo. Ambos empezamos a tomar el vino y yo lo terminé todo, una copa entera y antes no había bebido así que me sentí algo raro. Ella apagó la tele y me dijo entra bajo las sábanas y hablemos. Cuando levantó las sábanas para que yo me eche a su lado pude ver las medias de mallas que tenía junto a su babydoll y eso ya hizo que me vuelva “loco” me sentía ahora si diferente con deseos que antes no había sentido, vi sus largas y bellas piernas y ella me dijo: “te gustan?” le dije que eran las piernas más hermosas que había visto(creo que no había visto piernas con esas medias, salvo en una que otra película) y luego me dijo mejor quitamos las sábanas ya que hace calor. Me eché a su lado y empezamos a conversar. Me preguntó si me gustaba alguien y le dije que no y ella me dijo que a ella tampoco le gustaba nadie. Se terminó su copa y me pidió más vino, me dio la botella y le serví, me dijo que tomáramos de una sola copa y le dije que mejor porque ya me sentía mareado. Hasta ese entonces no había fumado, fue cuando ella me pidió que vaya a su ropero y que saque una caja roja, fui y la saqué ella lo abrió y sacó un cigarro, ahora dame el encendedor me dijo y se lo di. fumandoElla prendió el cigarro y me dio para fumar, realmente no quería hacerlo por el olor en si del cigarro, pero cuando vi que ella había metido el cigarro en sus labios lo quise hacer y así fue, fume y me atoré un poco, ella se rió y me dijo no te preocupes así siempre es la primera vez. Me quedé sentado al costado de la cama y ella se echó finalmente la pude ver en todo su esplendor con el babydoll y las medias de malla, no pude contenerme y me excité mucho. Ella me preguntó si yo la veía atractiva, le dije que sí y me dijo: “Si fueras mi novio que parte te gustaría más de mi” le dije que todo y me pregunto si había estado con una chica alguna vez, le dije la verdad que nunca y me dijo siempre habría una primera vez para todo. Me dijo que me acerque, lo hice y metió mi dedo en su copa de vino luego se lo llevó a la boca y empezó a lamerlo lentamente. Yo no sabía qué hacer, quería besarla ya me sentía demasiado excitado y una vez que acabo me jaló hacia ella y empezó a besarme sin control, por mi parte no pude resistirme y es que era lo que yo más quería, besarla. Ese beso también fue el primero que le di a alguien, la bese y cuando lo hacía sentía su lengua en mi boca esto era algo que me excitó demasiado. Luego me dijo que me quite toda mi ropa, no dudé en hacerlo y nuevamente el correcaminos, a mi lado, fue lento. Me eché en la cama a su lado y me di cuenta que mi pene estaba duro y las primeras gotas de mi líquido seminal ya estaban saliendo. Ella me dijo “Carlitos hoy quiero darte algo que jamás olvidarás” y sus palabras fueron ciertas, aún cuando tengo sexo con mi novia, hay veces que pienso en ese momento y en ella. Me dijo que me acueste boca arriba y ella se agachó y empezó a hacer lo que jamás creí que haría, empezó a lamerme los huevos, lo hacía lentamente, incluso se metía mis dos huevos en su boca y luego de un rato me empezó a hacer sexo oral. Puso su mi pene dentro de su boca y empezó a chuparme desde la cabeza hasta las bolas, su lengua también rodeaba mi miembro y en algunos momentos su lengua me hacía cosquillas, yo quería gritar, era un placer supremo algo que jamás había sentido. Luego paró y me dijo que me pare al costado de la cama, lo hice y ella se acomodó para chuparme nuevamente mi pene y mis huevos, pero ahora mientras yo estaba parado. El grado de excitación era tal que yo me mordía la mano porque sentía que iba a explotar. Unos minutos más tarde ella se acostó y pude ver lo hermosa que era, me pidió que me ponga de rodillas, lo hice y ella abrió sus piernas se volteó y tuve frente a mi su hermosa vagina, que me sorprendió porque no tenía ni un solo bello, estaba depilada y me pidió que le meta la lengua hasta el fondo, lo hice tal y como me dijo y mientras lo hacía, ella se tocaba con una mano y con la otra me agarraba mi cabello, es más, habían momentos en los que me pedía que le meta la lengua hasta el fondo y era ahí cuando me jalaba fuertemente el cabello y gemía. Luego de estar así un rato yo sentía que ya no aguantaría, me dijo que suba a la cama, subí y ella se quitó todo, fue en ese momento en que la vi completamente desnuda y sus enormes tetas que no parecían, por fin se liberaron. Me llevó las manos a sus tetas y me pidió que las apretara con fuerza, al inicio yo pensé que podría hacerle daño pero mientras más fuerte lo hacía ella gemía más y más hasta que me dijo: “ponme tu pene en medio de mis senos” lo hice inmediatamente porque eran sus senos lo que más me empezó a gustar de ella. Puse mi pene en el medio de sus tetas y ella empezó a hacerme una paja con ellas. Voy a ser sincero, hasta ese día jamás me había hecho una paja, no sabía lo que era sentir un orgasmo hasta que lo descubrí con ella. Cuando mi pene estaba en sus tetas grandes y bellas me escupía en la cabecita y eso, en vez de darme asco, me excitaba, estaba descubriendo que cosas que en un momento pudieron ser repulsivas para mi, en otro momento y, en ese preciso momento eran muy placenteras. rusaFue tanta la excitación que me dio mi tía con sus tetas en mi pene que ahora sé que a eso le llaman una “rusa” o una “cubana” que finalmente no pude aguantar más y terminé corriéndome(viniéndome) en la cara y tetas de ella, pero lo que vino a continuación nunca lo imaginé. En vez de limpiarnos ella empezó a lamer toda la leche que me salió y con sus manos se embarró la cara y sus dedos le ayudaron a tragarse toda la leche, es más me dijo que ponga mi pene en su boca y me sacó todo lo que quedaba, en ese momento mi pene estaba demasiado sensible y al sentir sus labios en mi pene no me contuve y grité ahhhhhhhhh ella me dijo: “shishhshhs cállate tranquilo”. Terminamos y se levantó para irse al baño, antes de hacerlo me dijo, anda a tu cuarto tontín y duerme y no digas a nadie lo que pasó. Me dio un beso en la boca y me dijo: “ya anda tontín, eres un loquito”. Me puse mi pantalón, mi polo y mi ropa interior lo metí a mi bolsillo. Ella se fue al baño y yo a mi cuarto, esa noche no dormí. Llegué a mi cuarto temblando y unas horas más tarde me hice una paja recordando lo que momentos atrás hice con tía Valeria, casi me emborraché, fume mi primer cigarro y me la follé y sobre todo, fue mi primera experiencia sexual.

En el fondo, si no hubiera sido porque mi hermano se robó mi alcancía quizá mi primera experiencia sexual no hubiera sido ese día, ni con mi tía, pero las cosas se dieron así. Esa fue la primera de algunas noches más, hasta que todo acabó y la forma cómo terminó es lo que aún me duele. Saber que ella aún recuerda eso, pero no tener contacto con ella me pone triste, pero así es la vida. Esa fue mi experiencia incestuosa amigos de incestuosas.xxx y espero realmente que les haya gustado, no puedo mentir, no puedo decirles que fui como un toro en la cama, que le di multiorgasmos o cosas así, escribo mi relato para contarles la verdad de lo que me pasó y así desahogarme un poco, nunca antes se lo había dicho a nadie de mi familia o amigos y ni pienso hacerlo, pero a través de este relato me libero y se lo cuento a ustedes. Trataré de continuar con la historia de mi tía Valeria hasta contarles lo que finalmente pasó.

Saludos a todos y por favor agreguen las imágenes que consideren pertinentes y música de fondo si desean.

Con aprecio su amigo incestuoso, Carlos G.

Relato erotico incestuoso

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*

2 Comments

  • Carlos 3 aos ago

    Hola veo que mi relato fue publicado y con mucha alegria por fin siento que me he desahogado. Saber que esto lo tuve guardado por mucho tiempo y ahora lo comparto a través de esta web me libera de una “carga” que tuve mucho tiempo. De verdad gracias y por cierto lo lei como si no conociera lo que contiene y me reí mucho al recordar todo lo que me pasó esa vez….ni bien tenga tiempo les mandaré la continuación porque esa fue la primera experiencia, pero pasaron muchas más cosas….Que estén bien.

    • leo macias 3 aos ago

      bonito relato megustaria saber el final ya q a mi me paso algo parecido con la mujer mas divina mi tia maria la hermana de papa yo tenia 20 años y mi tia 46 un año separada ,4 hijos pero bien conservada (90/66%96) sucedio para carnaval fui a visitar a papa pero oh sorpresa todos se habian ido de vacaciones a exepcion de mi tia q me vio llegar conversamos unos minotos y le dije q me regresaba a casa (trabajo en una ciudad junto al mar a 10 horas de alli) pero ella me dijo q me quede en su casa ante lo cual le dije q mejor la invitaba a la playa y q se quedaria en mi casa y a tanto tanto acepto llegamos golpe de las 12 de la media noche pero como era epoca de carnaval habia movimiento por lo q la invite a dar una vuelta nos bañamos y salimos..no lo podia creer la mujer con la q habia tenido las mejores pajas estaba alli con un vestido mas arriba de su rodilla y muy apretado q dejaba ver su espectacular cu….erpo salimos y todo el mundo nos miraba (nadie alli sabia q era mi tia) de pronto me dijo q queria caminar en la arena y bajamos a la playa donde se quito los zapatos al caminar vimos q habian bastantes parejas haciendo de todo ,besandose o acostados en la arena y ya mi corazon y mi verga estaban a mil asi q dije si se enoja q se enoje y la tome de la mano pense q me la rechasaria pero no mas bien me la agarro por lo q senti un millon de voltios recorrer mi cuerpo seguimos caminando y al llegar a un lugar mas apartado la traje asia mi y le dije ‘tiita te amo’ ella sonrio puso sus manos alrededor de mi cuello y me dijo ‘eres mi sobrino’ me dio un beso y luego dijo ‘tu tambien me gustas’ y nos besamos desespera y lujuriosamente cual se fuese nuestra unica oportunidad mientras mis manos no dejaban de acariciar lo q mas deseaba de mi tia su culo tan perfecto..ambos estabamos a punto de estallar por lo q mi tia con mas experiencia me paro y dijo ‘vamos a la casa’ caminamos rumbo al nido de amor tomados de la mano cual pareja de novios al llegar medio abri la puerta comenzamos a comernos a besos y caricias y a desnudarnos mutuamente estaba a punto de explotar por lo q con los dientes y mano desgarre su interior y itroduciendo mis 22 cm q a la tercer envestida dejaba mas de media taza en su vagina cuyos espermatosoides buscarian ansiosos camino a los ovarios en busca de un ovulo de aquella formidable yegua…pero alli no quedaba todo ya q mi arma seguia cargada y en pie de guerra ahora mi meta era aquel culo con el q tanto habia fantaseado pero al primer intento me lo nego pero martille y martille hasta q me lo dio no sin antes recomendarme diciendo ‘papito despacito q su tia es niña por ahi’ al principio le hice caso introdujendo solo la cabeza y un par de centimetros pero aquel apretado agujero tenia q ser todo mio por lo q al sentir venirme pegue varias embestidas introduciendolo todo ante los gritos y llanto llenando sus intestinos con mi leche…..fueron 6 dias inolvidables luego regreso a su casa pero a las 6 semanas me llama y me dice q esta embarazada no pude ocultar la emocion sin pensarlo le dije q estaba enamorado de ella y q se venga a vivir conmigo ante lo q respondio ‘yo tambien te amo pero como hacemos’ le dije q diga q se venia a trabajar cocinando en la compania q trabajo y lo hizo solo q el unico q drisfrutaria de aquel manjar seria yo a los 7 meses de haber llegado nacieron nuestras hijas gemelas……llevamos 6 años viviendo juntos nuestras familias recien se enteraron 3 años atras cuando decidimos casarnos civilmente pero a la larga vieron q eramos una familia q se amaba y se calmo la tempestad ahora quiero hacer realidad el sueño de la mujer q amo MI TIA MARIA-mi mujer-la madre de mis hijas…..que es salir vestida de novia de una iglesia y con un anillo en la mano…lo q ella no sabe es q yo en mi adolesencia soñaba q me casaba con ella y ahora me pertenece y yo si q la amo