Esta rubia es su tía y ha invitado a su sobrino a su casa porque se siente sola, quiere ver una película junto a él, que la acompañe, ya que desde que se ha separado de su esposo, pasa los días en soledad y a veces se siente triste. La madre de éste cabrón le he insistido en que vaya a visitar y acompañar a su tía y es que ella siempre ha sido muy buena con ellos. Cuando han tenido problemas económicos, ella siempre ha estado ahí apoyándoles, prestando dinero y siendo de mucho apoyo en tiempos difíciles. Debido a esto, él ha aceptado y ha ido sin sospechar que la falta de un hombre en la casa de su tía la trae con unas ganas locas de follar, sólo se masturba y va a ser hasta lo imposible para que cuando llegue su sobrino pueda seducirle y llevarle a la cama. Luego de un momento de conversar y antes de ver la película, ella le ha preguntado por los tatuajes que lleva en su cuerpo, como para que él se quite la camisa y de esa forma pueda acariciarle y tratar de excitarle para finalmente follar. En un primer momento él no quería, pero luego de tanta insistencia accedió. Ella no se pudo contener, ver a su sobrino convertido ahora en un hombre, un macho, es lo que ella más necesita y sabe que él puede darle lo que ella le pida porque va a complacerle hasta el extremo. Ahora éste chaval, sin querer y sin pensarlo, es el hombre de su tía y cada vez que le visita follan de lo más rico, y es que el sexo incestuoso con su tia, se ha convertido en el máximo placer a la hora de follar.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*