x

Como dicen por ahí nuestros amigos argentinos “ya se armó el quilombo” y es que en ésta familia los roles se han invertido. El hijo está sentado al costado de su madre, una incestuosa de primera, el padre está esperando la llegada de su hija, una libertina como pocas y toda la familia está alistándose con unas copas de vino para la fiesta, que en los próximos minutos van a armar. Y es que toda la familia practica el incesto desde hace mucho y sobre todo ahora que ya cada uno tiene las ideas claras con respecto a lo que quieren. Ellos se han reunido luego de estar separados un tiempo, por motivos de trabajo y es que ahora como ya son mayores cada uno de los hijos vive fuera de casa, han hecho su vida independiente, pero esos lazos de amor prohibido entre ellos no ha desparecido al contrario la distancia los ha fortalecido y hoy van a follar como no lo han hecho en varios meses. El vino ya está haciendo el efecto deseado y han empezado a calentarse, la madre se acerca al hijo, le baja el pantalón y se la mama deliciosamente como se lo hace a su padre, por su parte, la hija les mira excitada y no se contiene, ya la escena le incita a hacerle lo mismo a su padre. Se deja guiar por sus impulsos y ahora es ella quien le mama la polla a su progenitor. Ambas mujeres haciendo sexo oral a los hombres de la casa mientras ellos disfrutan ese placer que la lengua de ellas les brinda. El quilombo ha comenzado y mientras la madre e hija están en el piso en cuatro patas, se juntan y se besan como para que todo quede en familia. Una escena de las mejores que podamos ver. Si te gustó el video coméntalo!!!!

Comentar el video

1 Comment