Desde el día en que su esposa le dejó por irse con un hombre mucho menor que él y llevándose todos los ahorros de su vida, este hombre no se recuperó fácilmente. Le costó mucho volver a ser el de antes, a vivir como lo hacía antes de ese trágico suceso y fue su hija quien estuvo con él a su lado, no le dejó cuando se quedó sin nada y prefirió pasar hambre junto a él, su padre, que vivir muy cómodamente con su madre y su nuevo esposo. Ella ahora odia a su madre por lo que le hizo a su padre y ha visto en él, a ese hombre fiel y bueno que siempre estuvo con ellas, pero le ha visto de una manera diferente, como a un hombre. Siente algo por su padre y no sabe cómo decírselo es por esa razón que se viste con ropas muy sensuales para así llamar su atención y provocarle. Hoy no se ha aguantado y cuando fue a su cuarto estaba decidida a entregarse para que haga de ella, su hija, su mujer y se la folle como lo hacía con su madre. Una mañana de sexo incestuoso con sus propia hija, ha sido el resultado de tanto tiempo de provocación y pasión contenida.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*

1 Comment