Este padre ha estado esperando hasta cierta hora a sus hijos que habían salido, ellos no han respetado el horario impuesto por él y está decidido a hacerles pagar muy caro la falta. Los jóvenes hermanos cada uno salieron por su cuenta pero acordaron regresar a la misma hora antes de ingresar a su casa, pero ambos estuvieron cachondos y fueron en busca de sus parejas lo malo que el tiempo les quedó muy corto y no pudieron hacer nada mas que regresar llenos de ganas de follar, pensando que irían a sus camas y podrían masturbarse y desfogar sus ganas contenidas. Ellos no se esperan que el padre notará que ambos se ven muy excitados y el padre como hombre con experiencia nota los pezones de su hija muy erectos aún y el alcohol que tomó mientras los esperaba hizo efecto de tal manera que indujo a sus hijos a actuar frente a él. Los hijos empiezan a masturbarse y a tocarse como si no se conocieran, ellos han perdido la noción de la realidad y el padre apoya esto, luego de que los hermanos han follado, el padre también quiere probar lo angosto del coño de su hija, al final padre e hijo derraman sus leches sobre la cara y en el interior de esta cerdita golfa.

Comentarios cerrados.