Padrastro llega a casa y encuentra a su hijastra en la cocina preparando algo de comer, pues la jovencita tiene algo mejor pensado que comer y es una jugosa carne dura con sabor de lefa. Ella se le insinúa a su nuevo padre y el accede rápidamente porque sabe que tiene poco tiempo para follar ese lindo culito de su hijastra, así que se come ese coñito dulce para después meter su polla dura en el culo de su hija partiéndole en un intenso y delicioso sexo anal.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*