Ella es la prima de su mamá, una mujer a la que le encanta el sexo con jóvenes y que recién, hace un mes acaba de conocer al hijo de su prima. Un joven que trabaja en una discoteca que ella frecuenta y que siempre había visto, pero nunca antes se le pasó por la mente que fuera un familiar suyo. Hubo un funeral y asistió toda la familia, muchos de ellos no se veían en años y tal era el caso de esta mujer, pues estaba distanciada de su familia precisamente porque ellos no aceptaban su forma de ser y es que siempre fue muy liberal y nunca dejó de complacer sus ansias de sexo, incluso tuvo sexo con el esposo de su hermana y cuando se enteraron de esto ella se marchó y no los volvió a ver hasta ese día trágico. Fue ese día en el que se enteró que el bartender que ella conocía en la discoteca donde asiste era el hijo de su prima. Esto hizo que ya no lo viera como un simple joven sino que tuviera ganas de follar con él. Saber que era prohibido para ella hacía que su deseo por él se convierta en obsesión y no paró hasta cumplir con su deseo. Se le acercó a la barra y le dijo que la acompañe a su casa que se sentía mal y que le tenía reservado un regalito. El en un primer momento no quiso ir, pero luego de que le dijera al oido: “quiero que metas la polla hasta el fondo y por cada grito te daré 50 euros” no lo dudó y fue con ella, tuvieron sexo duro y fuerte y es que él tenía que hacerle gritar mucho para recibir un buen dinero y eso fue lo que al final consiguió. Le dio placer a su tía a cambio de dinero y cada vez que ella quiere complacer un deseo prohibido ya sabe dónde encontrarle y cómo obtener lo que busca.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*