Sé que muchos en esta página se sentirán algo extrañados al leer mi historia pero quiero hacerle saber si la público es porque sé que no soy el único que ha tenido sexo con su madre. Todo empezó aquella mañana cuando me metí en el baño dispuesto a asearme, de repente me tome por sorpresa cuando me di cuenta de que ella esta tras la puerta observándome y tocándose, al inicio me trate de disimular pero luego me comporte totalmente normal, supuse que mi madre sentía placer pero era increíble que por mí. De repente ella estaba dentro y desnudándose de a pocos, se notaba en su rostro que no podía contenerlo y me pidió poder ingresar, yo acepte, nunca había vuelto a ver a mi madre desnuda y me percataba recién que tenía unos enormes senos. Ella me jabonaba y tocaba mi polla mientras yo sus tetas enormes y suaves. No me pude contener y le di la vuelta y la tome por detrás. Ella gemía y gritaba era espectacular, no salía de mi asombro, sentía su humedad y no pude contenerlo saque mi polla y me corrí sobre su culo delicioso.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*