Mauro es el hijo de mi hermana que hace 5 años vive en mi casa cuando se mudó a esta ciudad para estar más cerca de su nuevo centro de trabajo. Todo este tiempo junto a Mauro ha sido muy bueno para mi relación con mi esposa Susana. Como toda pareja mayor nosotros no hemos sido la excepción, estábamos pasando por una crisis sexual en donde ya no éramos felices en la cama. Yo padecía de disfunción eréctil, mientras que la menopausia de mi esposa hacia que le provocaran bochornos que terminaban poniendo cachonda por las noches. Mauro es el que se ha encargado de solucionar esos bochornos de mi mujer y mi disfunción eréctil desde aquella vez cuando de madrugada Susana se levantó en dirección a la habitación de Mauro. Al seguirla, los descubrí follando, mi sobrino sometiendo a mujer así como cuando en nuestra juventud lo hacíamos ella y yo, esto provocó en mí una erección tremenda. Me quise sumar a la acción ante el asombro de mi mujer y mi sobrino, les dije que todo estaba bien, que no había problema, pero en realidad si había un gran problema, había descubierto en ese preciso momento que mi erección no era producto de ver tal escena sino de ver la polla de Mauro. Mi esposa dándome el valor me dijo que hay que experimentar de todo en la vida, lo importante era hacerlo juntos. Fue aquella noche cuando me di cuenta de mi nuevo lado sexual, la manera como mi mujer calmaba sus bochornos por las madrugadas y como es que gracias a Mauro ahora somos mucho más felices que antes.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*