Nunca tuve una comunicación frecuente con la familia de mi madre y cuando empecé a frecuentarlos uno de los primeros integrantes al cual conocí y con el que me llevaba muy bien era mi Tío Fernando, el hermano menor de mí madre. Desde aquella primera vez que nos presentaron su mujer notó toda esa atracción que hubo entre los dos y de inmediato me puso en mi lugar. Yo era apenas una mujer con tan solo 17 años pero que cualquier hombre pondría los ojos sobre mí. Y eso es precisamente lo que Fernando hizo y más. El me dio aquello que mis ex novios no habían podido brindarme, llenó todas mis expectativas y sobre todo influenció mucho en mi vida sexualmente. Actualmente somos pareja a las sombras de su mujer y de nuestra familia. Lamento mucho que esto suceda y es que es algo inevitable, lo que él me hace sentir como cuando lo tengo dentro de las profundidades de mi culo, hace que me olvide de todo, no hago más que gritar de placer y sentir como poco a poco desgarra un poco más mi interior, el dolor que me causa es aquel placer que yo venía esperando desde hace mucho tiempo aquel instinto masoquista que no todos pueden entender y que pocos como él saben provocar.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*