Es su hija y es tan o más bella que su esposa. Ahora que ya es toda una mujer y ama a su padre, con locura, pasión y se entrega a él porque para ella no hay otro hombre como él en la tierra, ambos viven felices y no tienen problemas en andar por la calle de la mano o besarse incluso frente a los demás. Su relación es abierta y no tienen miedo de decirlo a los cuatro vientos. Hoy le ha comprado el vestido que utilizaba su esposa cuando salían a una fiesta y ella se lo ha puesto. Le ha quedado incluso mejor que lo que le quedaba a su esposa y cuando han regresado lo han hecho en la cama que un día compartió con su difunta mujer. Es sumamente bella y complaciente y lo mejor de todo es que no tiene límites al momento de hacerlo con su padre. Una incestuosa de aquellas que darían todo por el amor a su hombre.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*