Ella es su madre y no sólo le entregó el amor que toda madre le da a un hijo, una amor sin condiciones y para siempre. Le enseñó que el amor entre familia era algo natural y que en realidad era lo mejor. Es por esa razón que cada vez que ella le enseña una ropa nueva que acaba de comprarse, él se alegra mucho porque sabe que esto significa que se cambiará en su delante y con esto le da licencia para que pueda ir hacia ella, tocarla, besarla y hacerla suya. Si, es su madre y tiene sexo con ella, esta relación incestuosa que tienen les ha llevado a tener una confianza única y sus lazos se han fortalecido, a tal punto, que jamás llegarán a separarse. Vivirán como si fueran amantes para siempre. El se ha convertido en su esposo a falta de la figura del hombre que debió estar en casa, pero que se marchó con otra mujer.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*