Ella es una mujer de aquellas que son tías bastante jovencitas y es que a su hermana le gustaba mucho el sexo y como no era muy responsable a la hora de follar pues no les pedía a sus parejas que usaran condón y en uno de esos muchos encuentros quedó embarazada a muy temprana edad y tuvo a su primer hijo, el joven que vemos hoy follando con ella. Todo empieza cuando la tía, le había visto a su sobrino masturbándose viendo un vídeo porno. Al ser descubierto quiso ocultar el hecho, pero ella le dijo que no lo haga pues era normal a su edad y que incluso ella lo hace aún ahora, pese a tener casi 30 años. En ese momento se le quitaron la ganas y su polla que estaba erecta se empezó a debilitar hasta quedar flácida. Días después él no quería mirarle a la cara porque aún sentía vergüenza y ella se dio cuenta de eso, por esta razón le dijo que le ayudaría a explorar su sexualidad y que lo haría de una forma que jamás olvidaría. Esperó que no hubiera nadie en casa y cuando se aseguró de eso le dijo que iba a tomar un baño y que en 15 minutos entrara a su habitación para mostrarle algo, él muy emocionado esperó pacientemente ese tiempo y luego tocó la puerta del cuarto de su tía, aún no sabía cuál era la sorpresa, pero jamás se imaginó que ella le daría su cuerpo para que él pueda aprender lo que es el sexo y los sentimientos que provoca el hacerlo. Una vez adentro ella le habló muy sensualmente y se puso unas medias muy provocativas, se levantó y quitándose la toalla dejó que su sobrino vea su cuerpo desnudo y se excite, en ese momento ella le agarró la polla, le bajó el pantalón y le desnudó para finalmente llevarlo a su cama y tocarle los huevos lentamente y hacerle el primer sexo oral en la vida de su sobrino. El no sabía qué hacer, simplemente dejaba que todo pase y estaba demasiado excitado, se dejó llevar y terminó teniendo sexo con su propia tía, una mujer a la que no le importaba follar con el hijo de su hermana ya que lo que quería era sentir una polla joven y dura dentro de su coño. Al finalizar ella y él celebraron juntando las palmas de sus manos como diciendo “lo hicimos”, pero no queda ahí ya que ella quería sentir la leche caliente que había quedado en el condón y le pidió a su sobrino que se la eche encima de su barriga para que pueda sentirla y olerla. Sin duda ella es una tía que hará de su sobrino un tipo experto a la hora de follar ya que esta es la primera de innumerables sesiones de sexo incestuoso entre ellos.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*