Esta es una de las familias incestuosas que follan sin remordimiento de conciencia alguno y es que para ellos el incesto es natural y común. La madre es la que ha enseñado a sus dos hijos, hija e hijo, que el sexo dentro de la familia, aparte de ser placentero, les brinda mayor seguridad pues cuando ellos follan comparten lo más intimo de su ser. Esto los convierte en una familia muy unida y los lazos que se crean a la hora de hacerlo son inquebrantables. Es decir, es el sexo incestuoso entre la familia lo que hace que esta nunca se disuelva y permanezca unida como una unidad indivisible. Ella aprendió esto de sus padres pues también fueron incestuosos y aunque no fueran sus padres de sangre pues fue adoptada, para ella esta forma de vida es y será parte de ella y de su ser y ahora que tiene hijos y se ha quedado sola sin su esposo porque la abandonó por no querer participar de esto. Ella siente que morirá pensando así.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*