Ellos son hermanos y se aman, su amor es puro y verdadero y siempre fue así. Jamás tuvieron la culpa de sentirse atraídos el uno por el otro y simplemente eligieron hacer caso a su corazón y a sus sentimientos y tener una relación, como lo haría cualquier pareja, pero son hermanos y están “condenados” por la sociedad y sus prejuicios. Ellos se preguntan qué importa si son hermanos, hijos de la misma sangre y con el mismo apellido si el amor que sienten es verdadero y están enamorados de tal manera que no pueden vivir alejados y quieren ser una pareja como todas las que ven en la calle. Hoy quieren mostrarle al mundo su amor y se han grabado follando porque ya están cansados de ser una “pareja clandestina”. Su amor y pasión jamás serán puestos en tela de juicio y prueba de ello muestran su vídeo el día de hoy.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*